Instalación de pavimento PVC, ideal para tu empresa.

Una vez más bienvenidos, hace poco tuvimos un nuevo reto que afrontar, y es que esta vez no solo teníamos que preocuparnos del tráfico de personas sino que también debíamos de pensar en tráfico de vehiculos. El cliente no era otro que un concesionario de motos; en concreto, el concesionario VC MOTO HONDA del grupo Valles Car  Automoción. Para este servicio contamos con la colaboración de TONI BROS GESTIO D’OBRES.

La intención del cliente era crear un espacio funcional que captara la atención y resistiera ante los movimientos de motos y personas, por lo que se eligió un suelo comercial de la gama Taralay de Gestfloor.

Gerfloor, the flooring group

GERFLOR es un fabricante de prestigio internacional con más de 70 años de experiencia en el sector. Su apuesta en la actualidad parte de una gran variedad de laminados y soluciones adaptadas a distintas necesidades tanto residenciales como profesionales.

Su sistema de producción, por otra parte, está comprometido con la sostenibilidad, creando productos a partir de materias primas seleccionadas que evitan el uso de metales pesados, tintas basadas en disolventes, componentes cancerígenos y formaldehído y están clasificados entre los productos con unas emisiones de compuestos orgánicos volátiles más bajas del mercado.

Sus productos, asimismo, están preparados para resistir especialmente las inclemencias del sol y el agua, y para reducir el consumo de energía, por lo que a largo plazo son más eficientes y rentables, siendo su durabilidad al mismo tiempo un valor desde el punto de vista del cuidado del medioambiente.

Taralay, un suelo diferente

La línea Taralay tiene una muy buena resistencia al tráfico elevado, la erosión y los arañazos debido a su capa de uso de 0,75 mm sin cargas minerales. Esto es especialmente importante en un concesionario, donde los movimientos de las motos pueden dañar el suelo rápidamente si este no está preparado.

Dispone de una doble malla de fibra de vidrio con reverso de espuma VHD, lo que le da una resistencia al punzonamiento de 0,10 mm y una insonorización acústica de 17 dB. Por otra parte, el tratamiento de superficie Protecsol® permite un fácil mantenimiento; siempre asegurando una buena durabilidad que no solo impide el desgaste de los colores, sino que los realza.